LÍNEAS MAESTRAS DE LA EDUCACIÓN TERESIANA

La tarea pendiente para la EDUCACIÓN en nuestro siglo XXI es apuntar hacia la ELEVACIÓN ESPIRITUAL Y MORAL DE LA HUMANIDAD trabajando por construir unaCONVIVENCIA PACÍFICA, NO VIOLENTA con UNA CIUDADANÍA DEMOCRÁTICA, INTERCULTURAL,INCLUYENTE, SOLIDARIA, apostar por la formación dePERSONAS y SOCIEDADES que, desde “dentro” y desde diversas identidades, sean SUJETOS DE ENCUENTRO,TRANSFORMADORAS SOCIALES“. (Propuesta Educativa Teresiana)

En este sentido, toda la acción educativa del Colegio teresiano, propende por una formación integral de niñas y jóvenes, fundamentada desde las LÍNEAS MAESTRAS de nuestra Educación Teresiana, a saber:

1. Educamos educándonos desde una comunidad que va aprendiendo a relacionarse en congruencia con los fines de la educación que pretende.

Abierta a la realidad, con una mirada positiva, capaz de reconocer los valores existentes

Priorizando a la persona, desde el reconocimiento de su hermosura y dignidad

Con opciones claras por la transformación social hacia la equidad, reciprocidad, inclusión, solidaridad

Reflexionando sobre su práctica, con reflexión e investigación

En conversión continua, desde abajo y desde dentro

Buscando y vinculándose con otros/as,

Trabajando en equipo con visiones compartidas y formando redes

Relacionándose desde principios éticos.

2. Educación para la formación de personas, hombres y mujeres

  • SUJETOS DE ENCUENTRO:

Formadas integralmente: mente y corazón; capacidad crítica y compasión, corresponsabilidad y cooperación; sabiduría y saber instrumental.

  • TRANSFORMADORES SOCIALES:

Ciudadanos enraizados en la propia cultura con apertura al mundo global, conscientes de su identidad y pertenencia, creadores de cultura solidaria y de paz.

3. Educación para vivir y conformar sociedades plurales, interculturales, democráticas, inclusivas y solidarias formadas en el diálogo, la aceptación de diversidades, la relación intercultural, la participación corresponsable y la colaboración la no violencia, la resolución de conflictos, el perdón y la reconciliación.

4. Educación para formar Iglesia, comunidad de discípulos de Jesucristo, que le sigue por el camino de las bienaventuranzas, dejándose iluminar por su Palabra, alimentándose de Eucaristía, y se va haciendo pobre y solidaria por la compasión con el sufrimiento que lleva a despojarse de sí y al amor que la redime, aCONOCER Y AMAR A JESUCRISTO Y HACERLE CONOCER Y AMAR POR TODOS/AS.

Formada para el TRATO DE AMISTAD, el descubrimiento de su interioridad y la comunión con Dios presente en la historia y sentido último de la vida.

(COMPAÑÍA DE SANTA TERESA DE JESÚS. Propuesta Educativa Teresiana. Págs. 88 Y 89)